El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, participó recientemente en un servicio religioso en la iglesia Internacional de Las Vegas, durante su gira de campaña electoral en Nevada.
El mandatario se reunió con centenares de fieles en una iglesia evangélica donde el pastor y los miembros de la congregación oraron para bendecir a Trump y desearle lo mejor en las próximas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.
Cuando llegó el momento de levantar ofrendas se vio a Trump abriendo sus bolsillos mientras contaba dinero para depositarlo en un cesto. En las imágenes se lo pudo ver mientras depositó varios billetes de 20 dólares en la cesta de donaciones, sin que se sepa cuánto ofrendo.
Aunque el mandatario fue criticado en redes sociales por contar el dinero, Dios conoce su corazón y dio conforme a lo que propuso su corazón.
Si bien Trump ha hablado muy poco sobre su propia fe presbiteriana y rara vez asiste a la iglesia, es popular entre los religiosos evangélicos blancos y suele organizar eventos en la Casa Blanca con pastores protestantes.
Al igual que en 2016, el presidente -que busca un segundo mandato- realiza una frenética campaña con los evangélicos conservadores de todo el país.