«Felicitaciones a Joe Biden y Kamala Harris. Joe, nos conocemos desde hace casi 40 años, nuestra relación es cordial y sé que eres un gran amigo de Israel», escribió Netanyahu en su cuenta de Twitter.

La precipitada determinación del primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu  de felicitar al candidato demócrata Joe Biden, por su victoria en  las elecciones en Estados Unidos se ha visto, -a lo interno del estado hebreo-, como un grave error diplomático tomando en cuenta que los resultados de las elecciones aún no han sido oficializados y donde se le recordó que hace tan solo algunos meses el mismo Netanyahu llamó a Donald Trump «el mejor amigo que Israel ha tenido en la Casa Blanca».

La declaración del Primer Ministro israelí también ha sido duramente criticada por los parlamentarios del estado hebreo, quienes temen la aparición de una nueva generación, considerada menos favorable e incluso hostil para Israel dentro del Partido Demócrata, y una distensión bajo el mando de Biden de la política norteamericana hacía Irán, enemigo de los judíos.

El líder de la oposición israelí, el centrista Yair Lapid, señaló su preocupación  por el aumento de las voces «radicales» y «antiisraelíes» dentro de los Demócratas Americanos: “El cambio en la presidencia de Estados Unidos puede tener implicaciones para la política israelí y lo más preocupante es que se pueda perder el equilibrio de paz en el Medio oriente”.

Países como China, Rusia, México,  Brasil y Turquía aún están a la espera de que Biden sea oficialmente declarado ganador de las elecciones en Estados Unidos, lo que ha hecho más notorio la poca prudencia de Israel de reconocer a Biden como triunfador cuando el Tribunal Supremo Electoral aún mantiene en impase el resultado oficial del mismo.

Muchos de los mensajes congratulatorios para Biden llegaron del Reino Unidos, la mayoría de países de Europa y gobierno de Asia, Medio Oriente, África y América –incluyendo Guatemala- acompañados de declaraciones públicas señalando el entusiasmo ante la perspectiva de trabajar conjuntamente temas de la globalización y el nuevo orden mundial.

“De la higuera aprended la parábola: cuando ya su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”, Mateo 24:32-35.