El Señor quiere que recuperemos nuestra fe y confianza en Él,  para poder ver lo que Él ya profetizó en su Santa Palabra”:  Apóstol Sergio Enríquez

“Quiero dar gracias a Dios y darle la honra y gloria al Señor Jesucristo por su inmenso amor al respaldarnos con la proclama profética que este año no pudo reunir presencialmente a las personas como lo habíamos hecho en 25 años. El Señor nos regaló este año “El año de la Recuperación” y esto significa que Dios quiere que recuperemos a nuestra familia, nuestros hijos, nuestros amigos, nuestro compromiso de fidelidad con el Señor. Que recuperemos nuestra relación con el Espíritu Santo, que recuperemos todo aquello que la pandemia pudo habernos quitado en el 2020 y que recuperemos trabajos y oportunidades. El Señor quiere que recuperemos nuestra fe y confianza en él para poder ver lo que él ya profetizó en su Santa Palabra” expresó el Apóstol Sergio Enríquez.

Sedientos de Palabra de Dios y orando por la nación para recibir el nuevo año 2021 la Proclama profética de los Ministerios Ebenezer  “El año de la Recuperación”, basada en Isaías, fijó una audiencia impresionante en las redes sociales, con 1 millón 209 mil 15 personas conectadas recibiendo el mensaje profético en la media noche del 31 de diciembre y los primeros minutos del 1 de enero 2021.

“El número de personas en la proclama conectados a la media noche es importante, pero no es lo más vital, el verdadero sentido es que Dios haya hablado para que recuperemos nuestra confianza y estemos atentos a los sucesos del mundo que son un presagio de su venida. Tuvimos una audiencia sedienta de Dios luego de pasar por meses de confinamiento y temor ante esta pandemia.  Con más de un millón 200 mil  personas conectadas a nuestra transmisión en vivo en todo el país y fuera de nuestras fronteras, le damos toda gloria y honor a nuestro amado Señor Jesús que pronto vendrá por su iglesia” destacó el Apóstol  Enríquez.

Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del Señor será tu retaguardia.” Isaías 58:8