La asociación de Ministros evangélicos de Quetzaltenango, otorgó un reconocimiento especial al Ingeniero Armando Castillo 3er Vicepresidente del Congreso de la República, por su ardua labor a favor de la iglesia evangélica en Guatemala, en los últimos meses, especialmente en medio de la pandemia y las tragedias naturales que sucedieron en el país.

El sencillo acto de reconocimiento  se dio en medio de una visita del diputado Castillo a la ciudad de Coatepeque, donde se reunió con más de 300 pastores y la junta directiva de la asociación quetzalteca , en la iglesia Ebenezer de aquella localidad, para explicar todos los procedimientos necesarios de bioseguridad ante el aumento de casos de coronavirus en el país.

“Agradezco la invitación para compartirles que ante la ola de contagios de coronavirus se hace necesario que sigamos implementando todas las recomendaciones del protocolo firmado por las autoridades y los representantes de la iglesia cristiana. Ninguna autoridad puede impedir que se celebren cultos pues eso lo garantiza la constitución de la república y porque no estamos en un estado de calamidad” expreso el ingeniero.

“Sabemos que hay muchas dudas y confusión por algunas medidas que se han tomado en otras poblaciones, ya que se han establecido horarios para otras actividades y consideramos que la iglesia debe de seguir con su labor de llevar la palabra de Dios pero con todas las normas de seguridad para evitar contagios” señaló el diputado.

El presidente de la asociación quetzalteca de pastores Ovidio Carreto, señaló que se hacía necesario una explicación a fondo del tema y con las leyes en la mano, pues queda claro que debemos de tener cuidado y evitar especulaciones para evitar cerrar las iglesias.

Por su parte el pastor anfitrión Apóstol Abisai Revolorio, manifestó que se debe de actuar con prudencia en los cultos, pero no dejar de abrir y llevar la palabra de Dios pues se hace necesario en medio de esta situación seguir alabando el nombre de Dios y manteniendo la fe y esperanza.

Al final el Ingeniero Armando Castillo agradeció la calurosa bienvenida en Coatepeque y el reconocimiento que se le dio por su trabajo, señalando que es su deber cumplir con esta labor.