El encargado de llevar las relaciones del Alcalde de Villa Nueva, Javier Gramajo  con la iglesia evangélica cristiana, es un pastor muy reconocido y con un ministerio de casi 30 años al sur de la capital en Ciudad Real, su nombre Fredy Manrique quien dirige la iglesia Cristiana Internacional Ebenezer y es el actual presidente de la RED Internacional de los Ministerios Filiales en más de 10 países de Latinoamérica y Europa.

Con estudios avanzados en maestría en el seminario superior educativo teológico Inter denominacional, el pastor Manrique señaló lo siguiente: “Villa Nueva es una población altamente cristiana evangélica, en ella encontramos más de 2 mil iglesias y misiones y estimamos que hay más de medio millón de creyentes en el municipio. Acá la iglesia está unida y ha mostrado una madurez como pocas después de pasar lo peor de la pandemia del coronavirus y donde ha guardado todos los protocolos de seguridad” asegura Manrique.

“El alcalde está haciendo un excelente trabajo junto a la iglesia y seguimos haciendo obra social a la par de ver como ayudamos a los pastores villanovanos. Actualmente queremos construir un andamiaje que permita que Villa Nueva sea un municipio próspero y con principios y valores. Necesitamos rescatar a los jóvenes de los vicios y de la delincuencia y trabajar conjuntamente con la iglesia cristiana”.

“El alcalde ha tenido muchos acercamientos con los líderes más importantes de la iglesia y ha participado en reuniones como las de CONACOME, y la coordinadora de Asociaciones de pastores de Villa Nueva y el CIME y ha sido claro en señalar que cuenta con el apoyo de la iglesia para lograr los objetivos en esa ciudad” destacó.

“Javier se ha identificado siempre como un seguidor de Cristo y luego de ganar las elecciones en el 2019, los pastores de esta localidad tuvieron una macro reunión donde agradecieron a Dios y pidieron su guía para estos cuatro años al frente de la comuna. Sin duda Villa Nueva es un municipio para Dios” señaló finalmente Manrique.