jueves, diciembre 9, 2021
Google search engine
InicioJuventud37 años después ¿Quién es Alice Cooper?

37 años después ¿Quién es Alice Cooper?

“Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón” (2 Corintios 3:2-3)

Quizás muchos de los actuales jóvenes no sepan quién es el la leyenda del rock de 73 años Alice Cooper, pero su testimonio de vida y su cambió tras conocer a Jesús como su salvador personal es impactante y fascinante.

Previo a la pandemia del coronavirus Cooper dijo: “Vine a Cristo por temor a Dios. Entendí totalmente que en el infierno no me drogaría con Jim Morrison (influyente cantautor roquero muerto por sobredosis en 1971). El infierno iba a ser el peor lugar de todos los tiempos. Con miedo, volví al Señor”.

Cooper, afirma que lee la Biblia y ora todos los días y testifica que Dios le ha librado del alcoholismo y las drogas desde hace más de 37 años, pero previo a ello degollaba animales domésticos en sus conciertos y blasfemaba en todo lo que era el nombre de Dios.

Vincent Damon Furnier, cambió su nombre a Alice Cooper en 1975, aunque lo más sorprendente era que provenia de una familia en la que hay generaciones de pastores. Su padre era pastor y su abuelo también. Incluso el padre de su esposa lo era. Siendo joven hizo misiones con su padre.

El afamado roquero que dio a conocer la canción “Poison” indicó que tuvo un momento crítico en su vida en el año de 1983. Ese año su esposa Sheryl Goddard le pidió el divorcio después de 7 años de matrimonio y de tener tres hijos.

“Sheryl me abandonó y se marchó a Chicago. La cocaína hablaba más alto que ella para mí. Una noche me miré al espejo y parecía que estaba maquillado, pero no, era sangre que me salía de los ojos. Igual estaba alucinando, no lo sé. Decidí tirar la piedra de coca al váter, la llamé y le dije que se había acabado. Ella me contestó que ahora tendría que demostrarlo, pues la fiesta se había acabado”.

“Una de sus condiciones fue que empezase a ir a la iglesia. Yo negaba a Jesucristo, pero sabía que tenía que llegar a aceptarlo y comenzar a vivir esa vida porque, si moría en la vida que yo llevaba, tendría muchos problemas. Y eso fue lo que me motivó. Llegué al punto de que estaba cansado de mi vida y que lo correcto llegaría cuando el Señor te abre los ojos y descubres de verdad quién eres y quién es Él.”

Cooper hoy, 37 años después, es un hombre feliz con Dios, su familia y con su pasado en el olvido.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments