“Más el que comete adulterio con la mujer, es falto de entendimiento; corrompe su alma el que tal hace” (Proverbios 6:32)

La infidelidad siempre va a ser problema para muchos hombres que caen en la tentación y son seducidos al pecado, este es el caso de  Jérome Boateng defensa del Lyon de Francia, y ex jugador del Bayern Munich de Alemania, quien fue hallado culpable de golpes y lesiones a su expareja Sherin Senler y madre de sus dos hijas, deberá pagar 1.8 millones de euros de multa.

Boateng y Senler vivieron una historia de amor de lo más intensa llena de idas y venidas, y mucha polémica. En el año 2011, se convertían en padres de dos gemelas, Soley y Lamia, aunque la sombra de algunas deslealtades, infidelidad y adulterio por parte del futbolista terminó por dinamitar la relación, la cual terminó con golpes. Dos años más tarde, decidían darse una nueva oportunidad y reconciliarse para terminar, finalmente, en los juzgados.

El tribunal condenó a Jérome Boateng a pagar 30 multas diarias de 30,000 euros, es decir, en total 1.8 millones. El defensa se enfrentaba a una posible pena de cinco años de cárcel por los hechos, que tuvieron lugar durante las vacaciones de la familia en el Caribe en julio de 2018.

Boateng evitó la cárcel de 5 años gracias al pago de la cuantiosa multa que servirá de indemnización para su expareja.  Cabe recordar que el alemán y Sherin Senler también mantienen una batalla judicial por la custodia de sus hijas.

Otro punto negro en la vida de Boateng es su  ex novia Kasis Lenhardt de 25 años quien fue hallada muerte en Berlín el pasado 9 de febrero del 2021, luego de que terminaran una relación de 15 meses donde Lenhardt acusó a Boateng de chantaje e infidelidad.