Recién concluyó en Canal 27 de televisión la serie Jezabel y el Profeta Elías, y con ello la Biblia nos muestra uno de los casos más perversos de la influencia demoniaca en la mujer.  

La palabra de Dios nos enseña de mujeres influyentes, la mayoría de ellas usadas por Dios, pero también nos muestra a Jezabel una mujer malvada donde operaba un espíritu inmundo y demoniaco.  

El nombre de Jezabel proviene de la raíz hebrea, Izével, cuyo significado se interpreta como no exaltada o sin exaltación. Este espíritu tiene una propiedad en el mundo de las tinieblas de pasar de una generación a otra, por tanto, es una de las maldiciones generacionales.

Jezabel ha sido catalogada como la más infame de la Biblia. Jezabel fue la esposa de Acab, Rey de Israel en Samaria y practicaba la idolatría y era sacerdotisa de Baal; asesinó a muchos profetas y hombres que servían a Dios (1 Reyes 18:4).

Esta mujer era una manipuladora en extremo tanto así que le robó la autoridad a su esposo, el rey Acab tomando el lugar que le corresponde al sacerdote. Condenó a Nabot para quedarse con su viña e hizo muchas cosas malas (1 Reyes 21:13). Pero tuvo un final trágico, murió devorada por los perros, al ser lanzada desde un precipicio, cumpliendo la profecía del profeta Elías.

Peligro para la familia, la iglesia y la vida

El espíritu de Jezabel es uno de los demonios del maligno cuya misión es acabar con los hombres de autoridad de Dios. Es por esta razón que este ser de tiniebla representa un gran peligro para la iglesia de Jesucristo, la familia y la vida.

En la actualidad tenemos ejemplos claros de  hombres de Dios cayendo de su ministerio por la influencia de una mujer, así como la causa de divorcios, esto último que ha ido en aumento extremo en estos tiempos finales. 

Esta generación ha visto como los movimientos feministas se han levantado y han aumentado con poder, con un espíritu de Jezabel, desafiando a la sociedad, la familia y la vida, causando destrozos, blasfemando contra la iglesia y pidiendo la muerte de seres indefensos con el aborto sin temor alguno.

La manifestación del espíritu de Jezabel en esta sociedad es una muestra clara que estamos caminando a tiempos finales.

Características comunes del espíritu de Jezabel

– Este espíritu es estimulado por la inseguridad.

-Seduce con engaños a las personas haciendo ver bueno lo que es malo.

-Son propiciadoras de conflicto, en el grupo familiar crea divisiones.

-Es desobediente y se resiste a cualquier autoridad.

-Tiende a acciones suicidas y/o negativas.

-Le gusta ser centro de atención.

-Manipula emocionalmente a las personas a su alrededor.

-Lanza infamias hacia la labor de líderes y sobre sus personalidades.

-Comete el pecado de falsas injurias, le gusta desacreditar a las personas.     

-En los ambientes donde se mueve no propicia la formación de nuevos liderazgos.

Manifestaciones del espíritu de Jezabel

Las personas en las que opera el espíritu de Jezabel se van a presentar siempre buscando créditos, y lo pueden hacer desde dos extremos. Desde una posición alta de autoridad con madurez, solvencia, sabiduría, conocimiento, etc., o desde la humildad, baja autoestima, victimizándose; pero, en ambas posiciones llenas de orgullo, soberbia, manipulación y control o dominación. En la iglesia suelen presentarse como las más espirituales.

En los libros de los reyes, encontramos algunas de las citas bíblicas de estos aspectos en la personalidad de Jezabel la esposa del rey Acab:

-Manipuladora y controladora, 1 Reyes 16:31: Induce al esposo el rey Acab a cometer pecado, al servir y adorar al dios Baal.

-Dominio sobre la cabeza de la familia, 1 Reyes 21:4-16: El rey Acab cede su autoridad de esposo a Jezabel.

-Odio y persecución contra la autoridad delegada por Dios, 1 Reyes 18:4-13:

1 Reyes 18:4: pues cuando Jezabel mandó matar a los profetas del Señor, Abdías salvó a cien de ellos; formó dos grupos de cincuenta profetas, y los escondió en cuevas y les proveyó pan y agua.

-Trabaja con otras huestes o espíritus malignos, 1 Reyes 18.19: Jezabel alimentaba y formaba un ejército de hombres malignos para ejecutar su plan diabólico contra los profetas de Dios.

-Es amenazante, 1 Reyes 19:1-3: Jezabel maldecía y amenazaba a todo el que se le opusiera.

-Siembra en el espíritu de las personas abatimiento y desmoralización, 1 Reyes 19:4.

-Opera conjuntamente con espíritus de seducción. Apocalipsis 2:20: Pero tengo algunas cosas contra ti: Tú toleras a Jezabel, esa mujer que se llama profetisa, pero que seduce a mis siervos y los lleva a incurrir en inmoralidad sexual y a comer lo sacrificado a los ídolos.

El espíritu de Jezabel, lamentablemente está aún dentro del mundo de las tinieblas y debemos de tener el discernimiento espiritual para poder reconocerlo dentro y fuera de la iglesia.