Pastor Sergio Enríquez

Ministerios Ebenezer

¡Se están cerrando las puertas hermanos! Pero aún no se han cerrado y el Señor nos dice una vez más: “poned toda vuestra esperanza en la gracia que vendrá en la manifestación del hijo de Dios” ¡Sí! Porque a pesar que se ven los turbulentos vaivenes del mundo hay una escapatoria antes de la manifestación total de éste último período. No se nos puede olvidar que Él prometió ¡donde abunda el pecado sobreabunda la gracia!

Que hermoso y refrescante en medio de esta crisis leer o recordar ese versículo descrito en Apocalipsis 4 que dice: “y oí una voz como de trompeta que decía ¡Sube acá!, ése sube acá es ni más ni menos el arrebatamiento tan anhelado por muchos y tan despreciado por otros, pero realmente la única puerta abierta en el cielo que Dios ha dado para su amada.

Esperamos entonces esa VOZ de trompeta, si, esa que también aparece en 1 Tesalonicenses 4 que dice: “porque el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, voz de arcángel y con trompeta de Dios” nótese que no es trompeta de ángel como las de los capítulos 8 y 9 ¡no! Es trompeta de Dios, esa es la final trompeta que describe el apóstol Pablo en 1 Corintios 15:52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final; pues la trompeta sonará y los muertos resucitarán incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Esa es la buena noticia en medio de las malas noticias, en medio del miedo, en medio del pánico mundial, en medio del caos financiero, la novia, la amada, la perla de gran precio, la escogida de la que la dio a luz, la paloma, la perfecta, la moradora de los huertos oirá: ¡Sube acá! Y eso que antes parecía tan lejano y futurístico ahora lo tenemos a la vuelta de la esquina ¿cuándo? No lo sé, pero si sé antes que se concrete el Nuevo Orden Mundial, así que amada iglesia ¡Ánimo tu Señor viene por ti!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here