jueves, diciembre 9, 2021
Google search engine
InicioEspecialesIncierto el futuro de los 17 misioneros secuestrados en Haití

Incierto el futuro de los 17 misioneros secuestrados en Haití

«Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Y por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos se enfriará» (Mateo 24:9 y 12)

El futuro incierto que viven los 17 misioneros cristianos secuestrados en Haití solo deja la esperanza de orar por los hermanos en la fe, puesto que están en manos de personas sanguinarias y que durante los últimos meses han sumido a este país en la pobreza y delincuencia al máximo nivel.

«Si no encuentro lo que necesito, estos estadounidenses van a morir, prefiero matarlos a todos, y descargaré un arma grande en la cabeza de cada uno de ellos», anunció el presunto  líder de la pandilla 400 Mawozo, alias Lamo Sanjou, quien aparece en un video con un sombrero azul y una collar con una cruz. El grupo demanda por su liberación 17 millones de dólares. 

Las autoridades no pudieron confirmar la veracidad del video ni la fecha de su elaboración. Sin embargo, en la grabación el hombre también amenazó al primer ministro haitiano, Ariel Henry, y al jefe de la Policía, León Charles, mostrando varios ataúdes en los que aparentemente estaban varios miembros de su banda asesinados. 

La situación llevó a dimitir al jefe de la Policía haitiana. En paralelo, varias protestas en la capital, Puerto Príncipe, piden al Gobierno acabar con el desabastecimiento de gasolina que atraviesa el país en una protesta violenta, y llena de robo y delincuencia. 

Tras la dimisión, el nuevo comisario Frantz Elbé deberá hacerle frente a la grave situación de inseguridad a la que se había tenido que enfrentar Leon Charles desde que llegó al cargo en el momento del asesinato del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio.  

El secuestro de los misioneros ocurrió en un viaje organizado por la organización de ayuda internacional sin fines de lucro, Christian Aid Ministries, con sede en Ohio. Y ha puesto en el panorama internacional la crítica situación que vive Haití por la cada vez mayor presencia de las pandillas en dicho territorio. 

Los 400 Mawozo son solo una de estas. Los integrantes de la banda comenzaron como ladrones y que se han convertido en una de las pandillas más peligrosas de Haití, llegando, incluso, a controlar un área rural al este de la capital haitiana, Puerto Príncipe.

El secuestro del grupo de misioneros no es un caso aislado. También el martes la Oficina de Protección Ciudadana reportó el secuestro de un profesor universitario. El mismo organismo anunció en un comunicado que un pastor haitiano secuestrado a principios del mes tampoco ha sido liberado a pesar de que se pagó su rescate. 

Por otro lado, el director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, Jean Gough, dijo por medio de su cuenta de Twitter que: » Ya no hay ningún lugar seguro para los niños en Haití. Ya sea de camino a la escuela, en casa o incluso en la iglesia, las niñas y los niños corren el riesgo de ser secuestrados en cualquier lugar, en cualquier momento del día o de la noche. Esta es la peor pesadilla de Haití”. 

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments