Por la falta de honestidad del presidente Joe Biden y los Estados Unidos, ahora los norteamericanos deberán de aclarar al gobierno francés el bloque formado por Reino Unido y Australia en Asia ante China que trajo abajo las negociaciones de venta de dos submarinos nucleares para Australia.

El presidente Emmanuel Macron conversó telefónicamente, a su pedido, con su par norteamericano para debatir la crisis y lo que el gobierno francés describió como una «puñalada en la espalda» por parte de Estados Unidos y Australia. No se ha precisado la hora. El encuentro digital se producirá días después que se conoció el pacto secreto, entre Reino Unido y Australia.

“Será un intercambio de aclaración” para “clarificar las condiciones en las que este anunció fue decidido a espaldas de los aliados franceses y clarificar también las condiciones de un reenganche americano en las relaciones con los aliados” dijo Gabriel Attal, vocero del gobierno francés.

Así mismo Francia ha iniciado conversaciones de alianza con Alemania, dos de los mayores ejércitos de Europa para formar un nuevo ejército ante las constantes equivocaciones de Biden que desalientan a los aliados en la Otan.

El nuevo ejército europeo ha sido la natural respuesta frente al pacto. Un proyecto que impulsan especialmente Francia y Alemania, las dos mayores fuerzas militares europeas.